Espacio multiusos Olaiturri

Una plaza cubierta en Oñati

La creación de un espacio de altísima calidad urbana, arquitectónica y material. Esta es, sin duda, la principal intención de la propuesta. Más allá de crear un ámbito deportivo cubierto que funcione correctamente, se trata de aportar a Oñati un espacio de referencia que enriquezca la vida diaria de la ciudad: juegos, deportes, festividades o simplemente encuentros diarios entre grupos, amigos o visitantes tendrán lugar en esta nueva plaza cubierta. Por esta razón, la propuesta comienza desde el planteamiento urbanístico y desde las diversas operaciones necesarias para acondicionar el espacio; a continuación, sobre tales operaciones, se plantea una cubierta sencilla, potente y singular.

Quizá, la apuesta más importante de dicho planteamiento urbanístico sea la conexión directa con el paseo del río Ubao, tan presente en distintos puntos de la villa. La nueva plaza que se genera queda directamente conectada, sin barreras físicas, con la orilla del río. Para ello las gradas antiguas se demuelen y se disponen, ahora, en el lateral opuesto del espacio. La segunda apuesta, también muy relevante, consiste en generar una serie de rampas y accesos al espacio para garantizar la accesibilidad al mismo: accesibilidad que no solo cumple normativas, sino que, gracias a las dimensiones y posición de las rampas, favorece directamente los recorridos y las llegadas desde los distintos lugares de Oñati. Y, en tercer lugar, se refuerzan algunos muros perimetrales para adaptar el nuevo perímetro de la plaza, generar los citados accesos y, sobre todo, “preparar” los apoyos de la estructura. En definitiva, contamos, ahora, con un gran espacio urbano, amplio para los juegos deportivos y festividades, perfectamente accesible y que se funde con el antiguo paseo del río.

Conceptualmente la cubierta puede explicarse como la combinación de dos grandes vigas de hormigón armando, apoyadas en los muros perimetrales, sobre las que se dispone un entramado de 22 sub-vigas de madera laminada; entre tales elementos de madera se disponen, a su vez, paneles prefabricados de policarbonato celular que tamizan la luz y recogen las aguas de lluvia. En efecto, dos vigas potentes, de hormigón armado y postesadas, recorren la nueva plaza de lado a lado, generando en el frente oeste la gran apertura horizontal que propicia la citada conexión con el río. En el frente este, por otro lado favorecen el acceso al graderío. Vigas fuertes sobre muros fuertes; y sobre ellas, un material natural que aporta calidez: la madera. La nueva plaza, así, queda libre de apoyos o elementos estructurales molestos y cuenta con una imagen muy nítida y singular.

Promotor
Ayuntamiento de Oñati
Autores
Garmendia Cordero arquitectos + Verne
Situación
Oñati, Gipuzkoa
Superficie
3.200 m²
Fecha
2019
Premios
Primer premio concurso público
Menú